Farmacia La Arboleda | Nuestra historia
327
page-template-default,page,page-id-327,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-16.0.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Nuestra historia

Farmacia La Arboleda abre en Mayo del año 2000 en Tomares, y toma su nombre por la avenida en donde se encuentra. Rodeada de núcleos de población como la urbanización El Carmen, el  barrio Camino Viejo, la avenida de Reina Sofía, otras urbanizaciones colindantes y la zona del Manchón, todas  distantes del centro y sin una farmacia cercana.

Desde entonces la farmacia ha cambiado mucho, y todo el equipo se ha ido adaptando a los cambios para ofrecer un servicio sanitario profesional y cercano. Nuestra prioridad es ofrecer una atención farmacéutica de calidad e intentar empatizar con los pacientes para buscar la mejor solución a sus problemas de salud. Ofrecemos un amplio catálogo de productos sanitarios, entre ellos de ortopedia, de dermocosmética, higiene, dietética, alimentación infantil, deportiva y sénior, salud sexual, homeopatía, veterinaria, vacunas, fitoterapia…y todo aquello de lo que no dispongamos se le encarga lo antes posible.

Parte de nuestra labor social se realiza en colaboración con la Universidad de Sevilla, ya que tutoramos prácticas a los alumnos de la Facultad de Farmacia para que puedan completar su formación.

La farmacia es accesible para todos, y dispone de un aparcamiento propio en la entrada para facilitar el acceso a pacientes con movilidad reducida.

Nuestro dinamismo y energía, y la gratitud de nuestros pacientes, nos lleva a la digitalización de nuestros servicios y a continuar mejorando nuestra comunicación con el paciente mediante las nuevas tecnologías, programas de fidelización, apertura de un blog y una formación continua que nos permite una especialización adecuada para dar una atención farmacéutica activa.